La experiencia ha sido excelente aunque todavía me suelen dar algunos malestares de la operación como gases, o cuando tomo agua muy rápido me da un ligero dolorcito en el estomago, aun no he llegado a mi peso definitivo ni al que me gustaría estar, estoy pesando 55,600 kilos ya he bajado 29kilos 400gramos, yo súper contenta por esto, ya estoy en la etapa que me toca a mi continuar, ya la operación hizo hasta donde debía hacer, no estoy comiendo ni arroz ni pasta, solo como vegetales y ensaladas, carne, pollo y pescado estoy trotando, haciendo pesas y ejercicios de resistencia para endurecer el cuerpo, la verdad tengo que trabajarlo bastante ya que en las piernas y los brazos se me ve un poco piel guindando. La verdad sigo en mi lucha para no volver a engordar porque no es lo que deseo.

Gracias a dios pude salvar mi vida, porque yo misma me estaba matando, de verdad que a todas las personas que tengas la oportunidad y posibilidad de operarse háganlo ya que no es algo estético si no para salvar tu salud de próximas enfermedades. Me siento otra persona, ya puedo correr, me puedo agachar, me monto en sillas escaleras sin ningún temor a caerme, mi esposo me carga cuantas veces quiere antes, no podía ni siquiera intentarlo. La operación te brinda un Cambio de vida total.